Saltar al contenido

Cómo limpiar Monedas

Las monedas son uno de los objetos que más puede perdurar en el tiempo, si se les hace el cuidado que requiere. Pero no se puede evitar que sufran ciertos daños por el paso de los años, ya sea que se impregnen de tierra, mugre, oxido, gérmenes, lo que hace que su brillo disminuya y las haga lucir feas.

Un consejo importante el cual no puedes pasar por alto es evitar limpiar las monedas de colección o las que no han salido en circulación igualmente no se les debe dar ningún tipo de mantenimiento a las monedas que son consideradas como antiguas, ya que esto les resta muchísimo su valor, desvalorizadas hasta un 90%.

Existe una gran cantidad de personas que prefieren que sus monedas luzcan relucientes, al identificar que no sean antiguas o que no tengas algún valor se puede proceder a limpiarlas, a continuación te dejamos las mejores recomendaciones.

Pasos para dejar limpias tus monedas

Inicialmente debes partir por el hecho de reconocer que las monedas que quieres limpiar no tengan ningún valor importante, puedes acudir a una guía de precios de monedas y verificar que si la moneda aparece en este lugar o puedes consultar un vendedor de monedas antes de proceder con la limpieza de las mismas.

Limpiar las monedas no requiere de mucho esfuerzo, en realidad es un proceso muy sencillo que cualquiera puede hacer. Sólo debes seguir los siguientes pasos:

  • Antes de iniciar el proceso de limpieza de tus monedas, debes lavarte las manos con agua y jabón, para que tengas las manos lo más limpias posibles, ya que no quieres manchar las monedas con la grasa que pueden tener las manos.
  • Coloca una toalla en donde vas a lavar las monedas, y busca un paño en donde colocarlas después de lavarlas y para evitar un accidente si se llegan a caer, y no se estropeen.
  • Luego se pueden ir lavando una por una debajo de un grifo de agua, se van frotando con cuidado con los dedos para retirar cualquier suciedad, es importante seguir insistiendo en que las monedas de colección o las monedas antiguas no se limpian, por esta razón no debes de hacer este procedimientos con dichas monedas antiguas, ya que los minerales del agua, pueden dañar y estropear su tinte.

Identifica el material de que está hecha o fabricada la moneda, ya que cada material debe tener un tratamiento distinto a la hora de limpiarse:

  • Las que están hechas de oro se debe de limpiar con agua tibia y jabón.
  • Los peniques (usado en el Reino Unido) se deben remojar en vinagre por 24 horas para obtener buenos resultados.
  • Las monedas de bronce: la mayoría de las monedas antiguas son de bronce, debido a esto no se recomienda limpiarlas, pero en el caso de que no estés interesado en vender este tipo de moneda y quieres limpiarlas, lo puedes hacer con agua destilada no con agua de grifo. Otra alternativa es dejar en remojo por varias semanas en aceite de oliva, hasta que se vean limpiar.
  • Las monedas de plata: son muy fáciles de limpiar, las puedes impregnar con jugo de limón y dejar que actúe por unos minutos, luego le pasas un paño levemente humedecido con agua destilada para quitar los restos de limón. También puedes hacer uso de la crema dental para lograr que tus moneas de plata brillen de nuevo.
  • Usa agua destilada para asear las monedas de plata, níquel, cobre, porque el agua de grifo arruina la apariencia de estas, de estar muy sucias, puedes buscar en tu cocina un poco de vinagre blanco y proceder a limpiarlas.
  • Después de asegurarte del material del que están fabricadas tus monedas puedes seguir adelante con la higiene, te recomendamos utilizar un recipiente de plástico, con agua tibia y con un poco de jabón líquido con el que se lavan las vajillas, evita emplear recipientes de vidrio o de metal que pueden ocasionar rayones en las monedas.
  • Depende del material con el que estén elaboradas las monedas, se pueden usar distintos elementos para asearlas, ya sea que utilices limón, crema dental, vinagre, aceite de oliva, etc.
  • Frota con los dedos, con mucho cuidado se van colocando en otro recipiente con agua destilada, tomando una por una cada moneda, no las tomes todas de una sola vez porque se pueden maltratar una contra la otra, este paso es necesario para sacar el resto del producto que hayas utilizado.
  • El siguiente paso es secar las piezas después que quedaron limpias, si utilizaste agua de grifo es necesario secarlas bien con un paño suave, pero si las enjuagaste y lavaste con agua destilada puedes dejar que se sequen al aire libre sin correr ningún riesgo de deterioro.
  • Para finalizar, es muy importante que esperes el tiempo que sea necesario para secar las monedas antes de guardarlas, ya que la humedad les puede crear muchos daños, como manchas, moho y oxido.

¿Cómo limpiar las monedas con vinagre?

El vinagre es un producto que con frecuencia se utiliza para acicalar muchas áreas del hogar, es por esto que no debe parecer extraño que también funciones para devolverle el brillo a tus piezas, debes iniciar por colocarlas bajo la llave del agua, con esto logras que empiece a salir la suciedad, luego sumerge en vinagre para retirar cualquier rastro de óxido que puedan presentar.

Deja que el vinagre actúe por unos cuantos minutos, enjuaga con agua caliente preferiblemente, seca con un paño suave pero sin frotar, te darás cuenta como tus monedas se ven más llamativas sin mucho esfuerzo, este proceso no aplica para las monedas de colección o que sean antiguas.

Utiliza alcohol y sal para limpiar las monedas

  1. La mezcla de sal con alcohol resulta ser efectiva para el lustre de las monedas, coloca en un recipiente dos cucharadas de sal y una taza de alcohol, une los elementos y sumerge algunas monedas, no introduzcas muchas de una sola vez para que obtengas mejores resultados.
  2. Realiza esta tarea en un lugar ventilado, ya que el olor a alcohol puede a ser muy fuerte, puedes usar un cubre bocas y mantén a los niños fuera del alcance, dependiendo del estado de suciedad que presenten tus piezas va a depender el tiempo en que deban permanecer bajo esta solución de sal con alcohol, puede variar entre unas horas hasta algunos días.
  3. Para enjuagar y retirar los restos del limpiador, elige usar agua destilada, ya que el agua común de llave contiene cloro y sal que se puede quedar adherido y causar muchos daños, seca y colócalas sobre un paño para dejar secar por el tiempo que sea necesario. Evita que estén en contacto entre sí, y guarda en un lugar fresco libre de humedad y en donde no les llegue el polvo.

¿Cómo limpiar las monedas con bicarbonato de sodio?

Cuando utilices el bicarbonato para renovar tus monedas, tienes que considerar que este es un producto un tanto abrasivo, y que si la pieza es valiosa, puede hacer que sufra algunos desperfecto y le reduzca su valor significativamente, de lo contrario y la moneda no tienen un valor relevante entonces lograras un resultado muy brillante.

  1. Realizar el proceso en un recipiente de plástico, evita el vidrio y el metal.
  2. Coloca en el recipiente un litro de agua con una cucharada de jabón líquido o lavaplatos.
  3. Cepillar con un cepillo de dientes que ya no utilices y que sea de cerdas suaves.
  4. Deja remojar las pieza durante uno cuantos minutos, debes de tener algo de paciencia para que puedas obtener el resultado que deseas.
  5. Con el bicarbonato de sodio no solo puedes limpiar las monedas sino que también las puedes pulir solo se deben agregar menos agua para formar una pasta, sería una cucharada de bicarbonato con una cucharadas de agua tibia, aplicar con delicadeza y dejar actuar por varios minutos.
  6. Enjuagar y pulir con un paño suave y limpio. No dejes que se sequen con la corriente de aire es mejor secar una por una con calma para evitar daños.

¿Qué debes prevenir para no arruinar tus monedas?

  1. Evita limpiar o pulir tus monedas lo menos posible, te recomendamos hacerlo solo si se ha ensuciado con algo muy obvio como oxido, comida o huellas de dedos.
  2. Generalmente estas piezas pierden valor si se dan cuenta de que han sido sometidas a algún proceso de limpieza o de restauración.
  3. En ocasiones al limpiar la moneda con cualquier producto a base de ácidos, se les ocasiona un daño que suele ser irremediable, debido a que se le puede remover la capa superficial del metal. Por eso es que no se aconseja someter estos objetos a limpiezas tan profundas.
  4. La capa que se les va formando naturalmente a las monedas con el paso del tiempo, no es necesariamente algo malo, no debe de retirarse, además de brindarle una protección, ayuda a que tus piezas no se rayen o dañen al perder el metal por causa de la oxidación.
  5. Si las limpias o las lavas ten en cuenta que el paño que dispones para secarlas después de lavarlos o bien sea para pulirlas al finalizar, puede causarle rayones a tus monedas.

Es importante que sepas que ningún producto comercial o ningún procedimiento que emplees para limpiar estas piezas le va a devolver el brillo reluciente que tienen cuando estas recién elaboradas.