Saltar al contenido

Cómo limpiar el lavavajillas

Los lavavajillas se han convertido en uno de los electrodomésticos que no pueden faltar en las casas, además de que permite el ahorro de agua y detergente, te evita el molesto trabajo de lavar los platos varias veces al día.

Si lo piensas bien, el lavavajillas es un aparato al cual se le introduce diariamente platos, vasos, cubiertos, entre otros, con restos de salsas y con olor a comida, por tanto, es obligatorio que cada cierto tiempo se le deba realizar una mantenimiento para que no se concentren bacterias ni malos olores.

Para aprender a cómo limpiar el lavavajillas, te enseñamos los pasos que debes seguir para mantenerlo en buen estado. Si conservas aseado tú electrodomésticos no solo alargaras la vida útil del aparato, sino que su funcionamiento siempre será correcto, además tendrás la certeza de que tu vajilla quedará muy limpia en cada lavada.

Consejos para limpiar el lavavajillas

Puedes utilizar productos de marcas comerciales o puedes sustituirlos por elementos que tienes al alcance de tu mano y que tal vez no sabes que te pueden ser de gran ayuda para la limpieza de esta electrodomésticos. Es importante que protejas tus manos antes de empezar.

Limpieza de la puerta: Para que te deshagas de las marcas de dedos o de las salpicaduras de comida o de jabón y agua que quedan en la puerta, puedes hacerlo de varias maneras, si lo deseas utiliza un producto quita grasa comercial, o puedes utilizar simplemente agua tibia con lavaplatos y con la ayuda de un cepillo o de una esponja procese a limpiar la puerta, luego enjuaga y finalmente seca un paño limpio.

Asegúrate de limpiar la parte externa, interna y los laterales de la puerta, ocupa un cepillo de dientes para que puedas limpiar las partes más difíciles de llegar, de esta manera te aseguras de que todo quede bien limpio.

Asear los accesorios: Para que sea más sencillo limpiar los accesorios puedes sacar las bandejas y los compartimientos y lavarlos muy bien con una esponja para retirar todo los restos de comida que pueden tener, lo puedes hacer con jabón líquido y agua caliente para que te queden desinfectados. Es necesario limpiar el brazo rociador, así como también las gomas, el dosificador del detergente y el filtro.

El desagüe: Puedes sacar la bandeja que se encuentra en la parte de abajo del lavavajillas y verifica que no tenga ningún resto de comida, para que la bomba del desagüe no sufra daños. La limpieza del filtro está muy relacionada con el desagüe, porque el filtro impide que pasen restos sólidos.

Productos naturales para limpiar el lavavajillas

Los productos comerciales son buenos para limpiar profundamente tus electrodomésticos, pero los productos naturales que puedes elaborar en casa también son muy efectivos y no dañan el medio ambiente ni salud de tu familia.

Vinagre: Una alternativa eficaz para limpiar el lavavajillas es el vinagre blanco, para esto necesitaras colocar una taza de vinagre en una de las bandejas, y programa un proceso de lavado con agua caliente, para obtener mejores resultados es necesario que el electrodoméstico este completamente vacío. El vinagre combinado con agua caliente funciona como un desinfectante y eliminará bacterias y posible moho que se encuentre en el interior, además de que disolverá cualquier grasa acumulada.

Bicarbonato de sodio: Otra alternativa para limpiar y desodorizar el lavavajillas es empleando bicarbonato en la bandeja inferior y programar un ciclo corto de lavado, este proceso se puede hacer con el lavavajillas vacío o puedes aprovechar para dejar tus platos y vasos, sobre todos los de vidrios para que salgan más limpios y muy brillantes.

Limón: Si el olor del vinagre no te agrada, puedes sustituirlo por el limón, debes de colocar una taza a agua con el jugo de un limón, poner en marcha y ciclo de lavado si es con agua caliente mejor, de esta manera tu lavavajillas estará impregnado con un agradable aroma a limpio.

Recomendaciones para el mantenimiento del lavavajillas

Para que este electrodoméstico que facilita la limpieza de la vajilla del hogar, se mantenga en perfecto estado y con un buen funcionamiento es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones que te mostraremos a continuación.

Antes de colocar los platos, vasos, ollas, o cubiertos, tienes que retirar todos restos de comida que puedan quedar, se puede utilizar una toalla de papel o si es mucho lo que queda impregnado se puede dar una leve pasa bajo el grifo.

Para evitar que se concentre olor a humedad o que se cree moho, puedes dejar la puerta abierta después de cada lavado, por lo menos media hora, para que el aire circule y seque el interior del artefacto.

Realiza una limpieza profunda por lo menos una vez al mes, esto incluye sacar las bandejas, limpiar el filtro y desinfectar el interior del lavavajillas.

Para evitar el uso del aparato varias veces al día, se aconseja introducir la vajilla usada después de las comidas y en la noche realizar el ciclo de limpieza, de este modo ahorras tiempo, detergente, el agua y energía favoreciendo al planeta.

Si es necesario usa un descalsificador para limpiar el lavavajillas, ya que en algunas partes el agua deja muchos residuos, de esta manera garantizas el buen rendimiento del aparato por un largo tiempo.

Si tu lavavajillas es de los modelos modernos, aprovecha la opción de limpieza de la cuba, esto es muy útil para eliminar el sarro, los malos olores, la grasa y nuevamente se mantiene en buen estado por mucho tiempo.

Limpia las aspas por lo menos cada tres meses, estas también se llena de restos de grasas o de comida, de esta forma tus platos o tu vajilla siempre quedaran muy limpios.

Evita introducir utensilios que estén fabricados con madera, como tablas de picar o paletas para remover la comida, con el paso del tiempo y con la humedad pueden deteriorarse, y en ocasiones producen daños al artefacto.

Con todos estos consejos a tu disposición ya no tienes excusa para mantener en buen estado el lavavajillas de tu hogar, ponlos en práctica y tendrás la certeza de que tu vajilla siempre quedará impecable y puedes sacarle el máximo provecho al electrodoméstico.