Saltar al contenido

Cómo limpiar Caracoles

En diferentes partes del mundo, el caracol se considera un platillo de muy buen gusto. La mayoría de las personas no saben que los caracoles que se encuentran en los jardines después de las primeras lluvias de otoño, son uno de las comidas más finas y exóticas que se encuentran en gran cantidad de restaurantes de mucha categoría.

Lo importante es cómo se lleva a cabo el proceso de limpieza de estos animales, ya que si no se tiene el cuidado necesario, pueden a llegar a ser muy dañinos para la salud, debido a lo estos bichos están acostumbrados a comer, como hiedra, a estos les resulta muy atractiva y una de sus favoritas, para las personas resultan ser muy toxicas.

Esta costumbre nació desde tiempos muy antiguos, cuando nuestros ancestros recurrían a la recolección de estos animales, por ser tan lentos se les hacía fácil conseguir grandes cantidades para su consumo. Era más fácil juntar caracoles que cazar a una liebre.

Debido a que a muchas personas les ha encantado su sabor, se ha hecho común el consumo de estos moluscos, resultando uno de los platos más caros en algunos lugares, es por esto que a continuación te mostramos la importancia de limpiar los caracoles y también te enseñamos a mejor técnica para dejarlos listos para ser consumidos sin ningún riesgo para la salud.

¿Cómo se deben limpiar los caracoles?

Existen muchas formas de limpiar los caracoles, depende de la costumbre que se tenga en las familias de hacerlo. Si estas relacionándote por primera vez en esta aventura, te mostraremos las diferentes formas de limpiarlo y tú escoges la que más te parezca conveniente.

Muchas veces se consiguen estos moluscos ya limpios, porque a muchas personas les resulta ser un trabajo que lleva mucho tiempo, aunque el proceso en sí es muy sencillo.

El proceso de limpieza empieza por un procedimiento al que se le llama comúnmente purga, que no es otra cosa que hacer que expulsen de sus intestino todo lo que hayan comido, para estar seguros de que no hayan consumido alguna planta venenosa que produzca daños en la salud.

Esta purga se puede hacer de varias maneras:

  • Una de las maneras de limpiar los caracoles es dejarlo colgados en una malla durante varios días, sin nada de agua ni de comida, aunque esto puede llegar a deshidratarlos y de condicionar la calidad del gusto a la hora de consumirlos.
  • En algunas regiones del mundo fabrican cuencos de barro, que suelen ser pasados de generación en generación, y son destinados para la purga de los caracoles, para ello introducen a los animales en su interior y agregan algunas hojas de árboles aromáticos, como las de higo y las de pino, para cambiar cualquier elemento tóxico de su interior por otro que resulte ser exquisito.
  • La técnica más común es utilizar un cesto de mimbre para limpiarlos, y en su interior colocan agua en un lugar y un poco de harina mezclada con algunas hierbas aromáticas como tomillo, laurel, romero, entre otras, después de tres días, estarán más gordos, limpios y con la carne gustosa por el sabor que le proporcionan las hierbas.
  • No se deben colocar en lugares con papel de diario y en cajas de cartón, porque los caracoles suelen comérselos.

¿Cómo se lavan los caracoles?

Ya finalizados los días en los que se les hace las purga a los caracoles, se puede tardar entre dos días hasta dos semanas si lo deseas, se procede a lavarlos, esto se debe hacer con abundante agua, vinagre, algunas personas les agregar sal, para hacer que suelten la baba.

Te aconsejamos que les hagas a los caracoles varias lavadas con agua y vinagre para tratar de retirar la mayor parte de la baba que se encuentra envuelta en ellos, y para quitar cualquier impureza que tengan, puedes ayudarte con algún cepillo.

Se colocan por unos minutos en agua hirviendo, seguidamente se procede a sacarlos de sus conchas para seguir con la limpieza del molusco en sí, como sacarle los intestinos y las cosas que no se comen, puedes lavar bien las conchas para luego rellenarlas y hacer que el plato luzca más exótico.

¿Cuáles son los tipos de caracoles?

Existen varios tipos de caracoles, los más comunes son, los terrestres, los marinos, el caracol gigante africano, y los caracoles de ríos, etc.

  • Los caracoles terrestres: Son los más populares en cuanto a gastronomía se refiere, el platillo más famoso y elegante del mundo son los escargots, que están hechos con estos caracoles de tierra, se encuentran muchas variedades de caracoles de tierras, y si no se limpian o se cocinan de la manera correcta, resultan ser dañinas para la salud.

Muchas personas ven estos caracoles como una plaga y por esto no les resulta apetitoso consumirlos, aunque una vez que se atreven a probarlos les resulta ser una exquisitez y se convierten en unos fanáticos de los platos realizados con estos animales.

  • Los caracoles marinos: Se les llama caracol de mar o caracolas, a los que habitan en aguas saladas, muchos de estos resultan ser comestibles y es por ello que son utilizados por las personas para hacer diferentes platos, con sabores muy llamativos e interesantes. La concha de la mayoría de estos moluscos es en forma enrollada en espiral con una abertura.
  • Caracol gigante africano: Esta es la especie más grande en cuanto se habla de caracoles terrestres, pueden llegar a medir 20 cm de longitud, inicialmente como su nombre lo dice, se encontraban en los bosques de áfrica, pero con el paso del tiempo se fueron expandiendo por todo el mundo, habitan en las zonas húmedas y boscosas, de un solo caracol se pueden formar grandes colonias invasoras, llegando a convertirse en plagas que afecten algunos cultivos.

Se pueden consumir pero se tienen que tener mucho cuidado al momento de limpiarlos para evitar contraer un fuerte parasito que portan llamado Angiostrongylus Cantonensis que se encuentra alojado en la baba que tienen estos caracoles.

  • Caracol de Río: Existen alrededor de 4.000 especies de caracoles que habitan en aguas dulces, como charcas, lagunas, ríos, lagos, etc. la mayoría se encuentra en América del Norte. Se pueden consumir pero se debe de tener mucho cuidado en su limpieza.

¿Cómo se cocinan los caracoles?

Hay gran variedad de recetas y platos que se realizan con caracoles, después de haber pasado por el proceso de purga y al ser lavados varias veces con abundante agua con vinagre y sal, se procede a colocar los moluscos en un olla con agua fría o natural, se ponen a fuego lento para que los caracoles vayan saliendo poco a poco de sus conchas y luego con el agua hirviendo se cocinen.

Se les pueden añadir algunas hierbas aromáticas cuando están en este proceso de cocción como laurel, tomillo, romero, entre otras de tu preferencia, con que estén hirviendo por seis u ocho minutos basta para que estén bien cocidos y listos para prepararlos de la manera que más apetezca.

Si deseas puedes usar las mismas conchas para servir los guisos de caracoles que has cocinado, de esta manera tus recetas quedaran como salidas de cualquier restaurante lujoso de Francia.

Con toda la información que te dejamos anteriormente, estas más que listo para limpiar caracoles, ahora te puedes atrever a preparar exquisitos y elegantes platos que sorprendan a tus familiares y amigos.